Un reciente comentario muy positivo de un cliente me ha hecho reflexionar sobre la importancia de la presentación de los documentos en traducción jurada.

Estamos de acuerdo en que lo realmente importante es la calidad de la traducción. Utilizar la terminología, la expresión, la gramática y la puntuación correctas es fundamental, pero la presentación de una traducción, sobre todo si es jurada, es algo que no debemos descuidar.

¿Por qué? Porque, como en otras muchas situaciones de la vida, las primeras impresiones cuentan. Es más probable que alguien vuelva a contratar tus servicios o los recomiende si la traducción que ha recibido, además de ser de calidad, tiene un aspecto profesional y cuidado.

Formato

Siempre intento que el formato de la traducción sea lo más parecido al del documento original (a menos que para ello se necesiten conocimientos avanzados en diseño gráfico). Es decir, reproduzco tablas e intento que la disposición de la información sea similar. También intento utilizar una fuente similar a la del texto origen y, si hay algún elemento de un color distinto al del resto del texto, lo reflejo en la traducción. Todo esto facilita la lectura de la traducción y su comparación con el original (que va grapado a la traducción).

En cuanto a los sellos, no los reproduzco tal cual, sino que simplemente describo su aspecto y contenido. He escuchado que algunos traductores reproducen los sellos y los logotipos de forma exacta para mostrar a sus clientes que sus traducciones tienen así un carácter «más oficial», lo cual no es cierto. Es más,  esta práctica no es legal. La reproducción de este tipo de elementos está regulada y los traductores jurados no tenemos los permisos necesarios para ello.

Papel

Aunque muchos traductores usan papel timbrado, no existe ninguna norma que obligue a utilizar un tipo concreto de papel. Si no quieres utilizar papel timbrado pero tampoco folios normales puedes utilizar folios más gruesos. Yo uso folios de 200 gr y me gusta mucho el resultado. Asegúrate de comprobar las características de la impresora antes de elegir el tipo de folios que vas a utilizar para evitar atascos de papel.

Pequeños detalles para quedar bien

Cada traductor tendrá sus preferencias personales a la hora de presentar las traducciones juradas. Estas son las mías:

Sobres

Utilizo sobres de papel reciclado con la parte de atrás reforzada para evitar que se doblen los documentos.

sobres reciclados

Etiquetas personalizadas

En lugar de escribir el nombre y la dirección del cliente directamente en el sobre creo que queda mejor usar etiquetas, y si son personalizadas mejor. Las mías vienen ya con mi logotipo y dirección. Son de un tamaño bastante grande (102 x 76 mm), lo que permite escribir en una letra grande y clara y que aún quede espacio en blanco.

etiquetas personalizadas

Tarjetas de presentación

Tengo por costumbre incluir una tarjeta de presentación en el sobre. Si el cliente en un futuro quiere recomendar tus servicios a alguien es bueno que tenga la tarjeta a mano.

tarjeta de presentacion

Como hay varios documentos en el sobre es fácil que la tarjeta pase desapercibida si la metes suelta. Yo suelo graparla a la factura. Grapo una esquina de forma que la grapa no perfore la tarjeta y sea fácil quitarla. También puedes utilizar clips y jugar con los colores de tu logotipo.

© ICR-Translations.com. Todos los derechos reservados.

¿Cómo presentas tú las traducciones juradas? Cuéntamelo en los comentarios.

IRENE CORCHADO RESMELLA es traductora residente en Oxford. Además de Chartered Linguist y miembro del CIOL, es traductora jurada inglés<>español nombrada por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Se especializa en traducción jurada y jurídica (principalmente testamentos y documentos sucesorios) y es miembro afiliado de STEP. ICR Translations está registrado con el Information Commissioner's Office (ICO) y cuenta con seguro de responsabilidad civil.

error: © Todos los derechos reservados
Share This