Actualizado el 5th May 2020 by ICRtranslations

Nombre completo: Diego Javier Parra González Idiomas durante la carrera: (B) inglés (C) alemán Especialidad: En la carrera cursé la de Interpretación de Conferencias y las que llamaban «Traducción científica-técnica» y «Traducción jurídica-económica-comercial».

 

¿Por qué elegiste Granada para estudiar Traducción e Interpretación?

Porque, siendo de Ceuta, tenía claro que tendría que irme fuera igualmente, así que fue una mezcla de varias cosas: la facultad de la UGR tenía muy buena fama, me apetecía mucho vivir en Granada y no quedaba demasiado lejos de casa..

 

¿Qué fue, para ti, lo mejor y lo peor de la carrera?

Lo mejor, sin duda, la experiencia en sí, toda la gente a la que conocí, los amigos que hice (como muestra, aquí estoy escribiendo J) y todo lo que aprendí como estudiante y como persona. Me encantaron las asignaturas de interpretación y las traducciones especializadas porque eran muy prácticas, pero en el primer ciclo había demasiada teoría que, para mi gusto, no te ayuda demasiado a formarte para lo que te encontrarás después en el mercado. Sin duda, cuanta más práctica, mejor. Eché en falta cosas como aprender a hacer presupuestos, a facturar, cuestiones fiscales de España y de otros países con los que solemos trabajar…

 

¿Cuál fue tu destino de Erasmus? Comparte tu impresión general de la experiencia

En mi caso, me fui al extranjero dos veces: la primera, en segundo curso, a la Universidad de Sheffield. Fue una experiencia muy enriquecedora, era mi primera vez viviendo en el extranjero y aprendí muchísimo más allá de perfeccionar el idioma. La segunda vez me fui a la Universidad de California en Berkeley, y fue simplemente espectacular. Si ya mi experiencia en Granada y en Sheffield me había hecho crecer como persona, la de California fue redonda. Me encantó la vida en el país, el inglés americano y, en general, todo lo que viví allí. El sistema educativo me pareció envidiable, por ejemplo. Es increíble la caña que dan, pero luego el trabajo da sus frutos. Me encantaron las clases de alemán, que constaban de una hora de teoría y toda una hora de conversación, y volví con la impresión de haber aprendido más alemán en ese año que en todos los anteriores.

 

¿Qué hiciste después de la carrera? (estudios, trabajo)

Mi primera experiencia profesional fue como intérprete de conferencias estando aún en la carrera, ya que tuve la suerte de interpretar al ganador del Nobel de la Paz Muhammad Yunus y a Helen Lieberman, de Ikamva Labantu, cuando se les concedió el Premio Convivencia en Ceuta.

Al acabar la carrera, me fui un año a Múnich como auxiliar de conversación, pero la verdad es que fue más por vivir en el país y practicar el idioma que por dar clases en sí. La experiencia estuvo bien, pero me confirmó que en lo que quería centrarme era en traducir.

Mi primera experiencia como traductor fue en plantilla en una agencia de Lisboa. Mi tarea consistía en traducir reglamentos de la Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión Europea, y la temática era tan variada que aprendí muchísimo. Aparte de los contenidos, me ayudó mucho a ver cómo era el proceso por dentro: los plazos, el funcionamiento de las agencias, la colaboración entre los miembros del equipo…

Estando allí, empecé a cursar el Máster Europeo en Traducción Audiovisual de la UAB, y sin duda fue una gran decisión. Yo quería especializarme en traducción audiovisual y localización de videojuegos, y al principio resulta muy complicado sin una formación específica ni experiencia previa. Después de casi un año como traductor en plantilla en Lisboa, decidí lanzarme a la aventura como autónomo y la verdad es que no puedo quejarme, porque me gusta muchísimo lo que hago.

 

¿A qué te dedicas ahora?

Actualmente me dedico sobre todo a la traducción audiovisual y a la localización de videojuegos. Hago traducción para doblaje y voice-over, subtitulación y traducción de juegos para consola, en línea y móviles.

También hago mucha traducción para marketing, aunque últimamente menos, y traducciones juradas y de otras temáticas, pero ya digo que bastante menos, porque por suerte logré especializarme en los campos que quería.

 

¿Dónde vives actualmente?

Pues la verdad es que he dado bastantes vueltas y, aparte de los sitios en los que viví en el extranjero, pasé unos años en Barcelona y Sevilla, pero ahora llevo un par de años establecido en Málaga y de momento me veo futuro aquí.

 

¿En qué situación (laboral) te ves dentro de 5-10 años?

Espero que la cosa siga mejorando como hasta ahora y que, para entonces, esté haciendo lo que hago ahora pero con una cartera de clientes aún más consolidada.

 

¿Qué consejo le darías a alguien que se plantea ser traductor?

Que no tenga miedo de elegir la lengua C que le apetezca elegir, aunque no crea tener el nivel necesario. Yo entré a la carrera sin saber ni una palabra de alemán pero me llamaba muchísimo, y la verdad es que me ha abierto muchas puertas. Es importante cuidar la lengua C porque, si bien es perfectamente posible vivir como traductor con una sola combinación, tener una segunda puede suponer la llegada de proyectos nuevos e interesantes e incluso nuevos clientes.

También le recomendaría que viviera en el extranjero si tuviera la posibilidad, no solo por practicar el idioma, sino también por la experiencia en sí, que para mí es muy enriquecedora.

Y, por último, que no le tenga miedo a lo de ser autónomo. A mí al principio me daba pavor pensarlo y no me veía fuera de una empresa, pero ahora no podría estar más encantado. Es cierto que nuestra posición no es ideal entre que nos fríen a impuestos y la falta de protección que tenemos, pero también tiene muchas cosas buenas, como el poder disponer de tu tiempo o elegir qué traducir, que creo que es esencial, ya que ahí puede estar la diferencia entre trabajar para subsistir y disfrutar al tiempo que lo haces.

 

Contacta con Diego: Facebook | Twitter | Página web

Leer otras entrevistas

©  ICR-Translations.com. Todos los derechos reservados.

Si eres licenciado en TeI por la UGR en la promoción 2004-2008 y quieres participar en la sección de entrevistas del blog, ponte en contacto.

Irene Corchado Resmella es traductora independiente en Edimburgo. Además de Chartered Linguist y miembro del CIOL, es traductora jurada inglés<>español nombrada por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Como traductora jurídica, se especializa en derecho de sucesiones de Inglaterra y Gales, España y Escocia. También es miembro afiliado de STEP. ICR Translations está registrado con ICO y cuenta con seguro de responsabilidad civil.

error: © Todos los derechos reservados
Share This