El Reino Unido (especialmente Inglaterra) es el lugar que muchos enfermeros españoles eligen para ampliar su experiencia laboral en el extranjero. Si te estás planteando venir a Inglaterra para trabajar como enfermero guarda este artículo en tu lista de favoritos y lee toda la información que necesitas saber, desde el proceso de registro en el NMC hasta las condiciones salariales o las impresiones de un compañero de profesión.

Proceso de registro en el Nursing and Midwifery Council

Solicitud

Para pedir el reconocimiento de tu titulación española como enfermero y colegiarte en Inglaterra debes completar este formulario en línea para obtener la solicitud que debes enviar al NMC.
La evaluación de la solicitud conlleva el pago de una tasa administrativa de 110 £, que puede realizarse a través de este enlace.

Documentos

En menos de dos semanas recibirás la solicitud por vía postal, junto con las instrucciones para rellenarla. A continuación puedes ver la lista completa de documentos que debes remitir al NMC:

  • Solicitud (application form) debidamente rellenada
  • Carta de referencia (en inglés)
  • Fotocopia compulsada del pasaporte
  • Fotocopia compulsada del título universitario de Enfermería, acompañada de su traducción jurada al inglés
  • Certificado de antecedentes penales, acompañado de su traducción jurada al inglés
  • Certificado de nacimiento plurilingüe (o, en su defecto, certificado ordinario acompañado de su traducción jurada al inglés)
  • Comprobante de pago de la tasa administrativa arriba mencionada (110 £)

Solicita aquí la traducción jurada de tus documentos

Conocimientos de inglés

El 19 de enero de 2016 entraron en vigor ciertos cambios en los requisitos de colegiación de enfermeros europeos relativos al conocimiento de la lengua inglesa. Ahora se exige la acreditación de un buen nivel de inglés para trabajar como enfermero.

Después de evaluar el reconocimiento de tu titulación española te pedirán que acredites tus conocimientos de inglés. Se aceptan diversos documentos como prueba de tu nivel de inglés:

  • Certificado de IELTS (versión académica) con un resultado superior a 7 (en todos los módulos)
  • Título universitario en Enfermería cuyos estudios hayas cursado en inglés
  • Registro y práctica profesional como enfermero durante al menos dos años en un país de habla inglesa (debes haber superado una prueba de inglés para ejercer)

Aunque solamente pedirán documentos acreditativos de tu nivel de inglés tras evaluar tu formación, es recomendable que, si ya tienes alguno de esos documentos, lo envíes junto al resto de documentos para así acelerar el proceso de registro.

Último paso

En unas 4-5 semanas recibirás una carta confirmando la aceptación de tu registro en el NMC en la que te piden que confirmes la veracidad de los datos de tu registro. Debes firmar la declaración y remitir el documento al NMC, además de abonar la cuota anual de colegiado, que son unas 100 £.

Después de este último paso solo queda recibir el código PIN que confirma tu registro en el NMC y que te permitirá trabajar en Inglaterra como enfermero.

Puestos y condiciones salariales

Ahora que ya eres un enfermero colegiado por el NMC puedes comenzar a solicitar puestos de trabajo. Puedes optar por trabajar en el sector privado o el público, pero ten en cuenta que solo tu experiencia como enfermero en el sector público contará para bolsas de trabajo público en España. En la página web de trabajo del sistema público de salud (NHS) puedes echar un vistazo a las ofertas disponibles.

Algunas páginas de empleo donde puedes encontrar puestos de enfermero en el sector privado son Reed.co.uk, totaljobs e indeed.

Tres cosas muy importantes:
1. Prepara un buen currículo. Redactar un buen currículo no una tarea fácil, y menos en otra lengua. Hay importantes diferencias de formato que hay que tener en cuenta e información que en un idioma se suele incluir, pero no en el otro. Puede que en un principio no te plantees invertir en un servicio profesional de traducción y/o revisión, pero puede marcar la diferencia entre recibir o no llamadas para una entrevista.

2. Prepárate para la entrevista. Debido a que en España uno gana su plaza pública como enfermero mediante oposiciones, seguramente no estés acostumbrado a preparar entrevistas de personal sanitario. Echa un vistazo a este vídeo con consejos para prepararla.

3. Organiza tus referencias. Es algo que en España casi nunca piden, pero en Inglaterra las referencias son fundamentales. Antes de ir a la entrevista haz una lista de antiguos jefes y compañeros que puedan dar buenas referencias laborales de ti (en inglés). Si pasas la entrevista te pedirán que facilites los datos de contacto de varias personas (normalmente dos).

Condiciones salariales

En el Reino Unido el sueldo de los enfermeros depende de la categoría (band)a la que pertenezca el puesto. Las categorías salariales en Enfermería van de la 2 (la más baja) a la 8d (la más alta). Cada una de ellas se subdivide en varios points.

Estos son los sueldos anuales mínimos de cada categoría para este año:

Band 2: 15 100 £
Band 3: 16 633 £
Band 4: 19 027 £
Band 5: 21 692 £
Band 6: 26 041 £
Band 7: 31 072 £
Band 8a: 39 632 £
Band 8b: 46 164 £
Band 8c: 55 548 £
Band 8d: 65 922 £

En la página de Health Careers del NHS puedes consultar la información completa referente a sueldos.

Experiencia como en enfermero en Inglaterra: entrevista a Pedro Soriano

Tomar la decisión de mudarte al extranjero puede resultar difícil cuando uno no sabe qué esperar. Como no hay nada mejor que conocer la experiencia de otro enfermero comparto la entrevista que he realizado a Pedro Soriano, enfermero con cuatro años de experiencia en Inglaterra. Seguro que te será de mucha ayuda.

Pedro SorianoNombre completo: Pedro Soriano
Puesto y lugar de trabajo actual: Hospital Clínico San Carlos en Madrid
Ciudad de procedencia: Elche
Años de experiencia como enfermero en Inglaterra: 4
Ciudad elegida: Oxford

¿Qué hacías en España antes de ir a Inglaterra?
Trabajaba en el Hospital Vinalopó Salud como enfermero con contratos temporales. Recuerdo una etapa muy bonita y gratificante. No reconozco a ese Pedro; ha quedado ya muy atrás.

 

¿Por qué decidiste mudarte a Inglaterra? ¿Qué motivos te llevaron a tomar la decisión?
La falta de contratos permanentes/indefinidos junto con la idea de que Reino Unido era un lugar lleno de oportunidades para la profesión de enfermería me hizo pensar que era una opción muy atractiva. ¡Demasiada!

Cuando eres enfermero quieres continuidad, quieres desarrollo personal, quieres seguir creciendo. Pensaba (ingenuo de mí) que el idioma no iba a ser un problema, ni tampoco el sueldo y ni el estilo de vida. ¡Directo para Oxford!

 

¿Conocías a alguien en Inglaterra o viniste solo?
Sí. Mi amiga Tania fue la culpable de que me fuera a Oxford. Una experiencia única. Nunca olvidaré el día que bajé del autobús con el que ahora es mi otra mitad en la vida, Borja Mediero.

 

¿Cómo fueron el proceso y los trámites para ejercer de enfermero aquí?
La persona que se marcha a Reino unido se encuentra con la burocracia pura y dura. La obtención del Pin Number es un proceso lento que yo había gestionado antes de llegar a Oxford. La mayor dificultad fue el idioma. Yo no hablaba nada de inglés. Suspendí ingles en selectividad y nunca me había gustado. Era tan ingenuo que me creí la típica frase de «el inglés es mejor aprenderlo allí» y otra muy típica es «en menos de tres meses lo dominas».

Las expectativas con las que llegas desaparecen a los pocos días. El alto nivel de coste de vida, la dificultad de encontrar una casa y aceptar que tienes que irte a fregar platos hasta que aprendas inglés hace que aterrices y te des cuenta de una realidad que poco se parece a la que pensabas cuando estabas en España. De ahí que siempre que me preguntan por mi experiencia digo que hay que informarse bien sobre dónde vamos y formarse para estar preparado. Hay experiencias de amigos míos que son justo lo contrario, pero las condiciones con las que llegaron también lo eran.

 

¿Cuáles fueron las principales dificultades que encontraste al llegar?

Lo resumiré brevemente:
– Idioma
– El clima
– Alto nivel del coste de vida

 

Cuéntanos un poco cómo era el día a día en tu trabajo en Oxford.
Me encantaba mi trabajo. Ser enfermero de domiciliaria era para mí un privilegio. El trabajo era de 8 a 16 de la tarde. Todas las mañanas con nuestra tacita de té teníamos una reunión para distribuirnos los pacientes según las áreas de trabajo.

Normalmente teníamos de 8 a 10 pacientes y cubríamos diferentes necesidades y cuidados, desde cuidados paliativos a cambios de sondaje vesical, pasando por cuidado de las heridas, doppler o diabéticos.

La enfermería se puede desarrollar en diferentes ámbitos y de una forma muy autónoma.

 

¿Qué fue lo más positivo de tu experiencia laboral en Inglaterra?
El desarrollo como enfermero y aprender otra cultura de la profesión tan diferente. Mi mente está abierta y lista para compartir lo aprendido. Todos los sistemas tienen sus defectos. La enfermería en Reino Unido tiene bastante autonomía cuando te formas dentro del sistema. Eso es genial. En España deberíamos aprender de ello.

 

En tu opinión, ¿qué es lo mejor y lo peor del sistema sanitario en Inglaterra?
Bueno, es un tema delicado, je, je.

Creo que un sistema tan dividido en categorías como el del NHS puede provocar problemas en la seguridad del paciente. Existen tantos equipos diferentes dentro de las mismas profesiones que hasta que te ve el equipo correcto puede pasar tiempo y afectar al paciente directamente.

 

¿Qué diferencias encuentras entre España e Inglaterra en cuanto a la situación laboral de los enfermeros?
Destacaría la autonomía que tienen los enfermeros en Inglaterra y que en España se está viendo afectada. En España a los profesionales de enfermería nos están quitando la autonomía y las competencias sin contar con nosotros como profesión y eso va a generar problemas muy importantes a los pacientes y a la calidad del sistema nacional de salud. El nuevo real decreto de la prescripción Enfermería es un claro ejemplo de ello. La seguridad del paciente se verá afectada muy pronto. Hay que agradecer la labor de la Asociación Enfermería Comunitaria, que lucha por los derechos de una profesión autónoma y competente para que junto con el equipo de médicos pueda mejorar la asistencia a nuestros pacientes.

 

Has vuelto a España recientemente. ¿Dónde te ves a nivel laboral en 3-5 años?
Llevo un mes escaso en España y la verdad es que estoy contento. Es cierto que la incertidumbre laboral es mi principal preocupación, pero ahora mismo estoy en una etapa en la que valoro otras cosas que tengo alrededor Quien no arriesga no gana.

Tengo claro que quiero defender nuestra profesión y el Sistema Nacional de Salud en casa. Lo voy a intentar. Inglaterra no se marcha a ningún sitio y si tengo que volver, lo haré encantado.

 

¿Qué consejos darías a los enfermeros españoles que se plantean venir a Inglaterra a trabajar?
Busca trabajo tú mismo con la web de NHS Jobs, donde aparecen todos los trabajos relacionados con la salud de una manera oficial. ¡No a las agencias!
Infórmate sobre el coste de vida, las combinaciones de transporte público hasta el aeropuerto más cercano y el precio de los vuelos. Parece una tontería, pero el trasporte público es bastante caro y en muchas ocasiones me ha costado más el autobús que el avión.
– Inglés y más inglés. Lo gratificante de tu experiencia en Inglaterra será proporcional a tu nivel de inglés. La frustración y los sueños sin cumplir estarán relacionado con tu nivel de inglés. No tengas prisa por ir, pero ve con un alto nivel de inglés.

Estos son básicamente los errores que yo cometí y siempre intento trasmitirlo.

Pedro es autor de la iniciativa #FFpaciente, que sirve de apoyo a las personas que buscan información sobre salud, especialmente a pacientes que cuentan sus experiencias personales con una enfermedad. Todas estas experiencias ayudan directa e indirectamente a otras personas que están pasando por la misma situación. Cada viernes se visibiliza la figura de un paciente que ha pasado de estar sentado y acatando ordenes de los profesionales a ser activo en el equipo.

Sigue a Pedro en Twitter o a través de su página sdesalud.es

AVISO: La información de este artículo es correcta en el momento de la publicación. ICR Translations no se responsabiliza de posibles cambios en los requisitos posteriores a la última actualización del artículo. Para más información, consulta con el Nursing & Midwifery Council. Ten en cuenta que la información de este blog se muestra solo como referencia y a título informativo, por lo que en ningún caso debe considerarse asesoramiento profesional.  

© 2010-2017 – ICR-Translations.com. Todos los derechos reservados.

¿Qué te ha parecido el artículo? Cuéntamelo en los comentarios.

Si necesitas los servicios de un traductor jurado en Oxford, ponte en contacto para pedir presupuesto.
Suscríbete al boletín mensual para no perderte ningún artículo en español.

IRENE CORCHADO RESMELLA es traductora y redactora de contenido y vive en Oxford. Es traductora-intérprete jurada EN<>ES especializada en traducción jurídica, turística y de marketing. Combina sus habilidades lingüísticas con conocimientos de marketing de contenidos y una mente creativa para transmitir el mensaje correcto a tus clientes. Bloguera de viajes (EN y ES) en Piggy Traveller.

Share This