Casarse es una de las cosas más emocionantes para cualquier pareja, así como una de las más estresantes. Planear este día especial suele ser más complicado de lo que uno espera; sobre todo si se trata de una boda bilingüe, porque conlleva una serie de dificultades  y pequeños detalles adicionales que tener en cuenta para garantizar que todo salga perfecto.

Utiliza este artículo como lista de referencia a la hora de planear tu boda bilingüe para asegurarte de que no olvidas ningún elemento importante.

Antes de la boda

¿Tienes los documentos que necesitas presentar en el Registro Civil en inglés?

Tras dar el aviso de la fecha del enlace, tú y tu pareja debéis ir al Registro Civil que os corresponda y presentar una serie de documentos como prueba de nombre, edad, nacionalidad y domicilio (ej. pasaporte, certificado de nacimiento, extractos de cuenta, facturas…). Si alguno de los cónyuges está divorciado, deberá presentar, además, la sentencia correspondiente. Los documentos que estén en lengua extranjera deben ser traducidos por un traductor profesional que ejerza como certified translator.

¿Es la primera vez que tus invitados visitan el Reino Unido?

Asistir a tu boda será la excusa perfecta para que tus parientes y amigos vean de primera mano dónde vives. Para algunos será incluso la primera vez que visiten el país o salgan al extranjero, lo que siempre puede dar algo de miedo si no se habla el idioma.

Una buena idea sería elaborar una guía en español con información práctica sobre temas como alojamiento, transporte o lugares que ver, así como incluir una lista de aplicaciones móviles útiles que puedan descargar para facilitarle un poco las cosas.

¿Tus invitados saben qué esperar?

Los principales elementos de una boda suelen identificarse y comprenderse fácilmente, pero las diferencias culturales pueden confundir a algunos de tus invitados. Por ejemplo, en una boda británico-española, a los invitados españoles les puede chocar que el cónyuge británico se ponga el anillo en la mano izquierda seguramente se sorprendan con la formalidad de los típicos discursos del novio y los best men. Por su parte, a los invitados británicos les chocará mucho que el cónyuge español tenga dos apellidos y no se los cambie al casarse, por ejemplo.

Para evitar momentos de vergüenza, confusión o críticas, sería útil entregar a los invitados un pequeño folleto que explique el programa de la boda y qué tipo de cosas pueden esperar.

Durante la boda

¿Necesitas un intérprete para la ceremonia?

Contratar a un intérprete consecutivo para la ceremonia es muy recomendable, aunque no es la única solución a la barrera lingüística. Por una parte, un intérprete transmitirá perfectamente el mensaje de todo lo que se diga y permitirá así que los invitados puedan disfrutar del momento más importante de la boda sin tener que leer un guion. Por otra parte, la ceremonia se alargará y será bastante molesta para tus invitados bilingües, ya que tendrán que escuchar lo mismo dos veces. Una alternativa sería distribuir folletos bilingües para que pueden seguir la ceremonia correctamente, sin importar el idioma que se utilice en cada momento.

¿Qué hacer con los discursos?

Si te estás planteando contratar a un intérprete para la ceremonia, quizá quieras contratarlo para todo el día para así tener cubiertos tanto la ceremonia como los discursos.

Como alternativa, puedes hacer una presentación en PowerPoint donde se muestren las traducciones de los discursos en el otro idioma. Ten en cuenta que deberás pedir los discursos a los invitados con bastante antelación, para poder organizar la traducción e insertarlas en la presentación. Para que esta sea efectiva, debe ser precisa (el orador debe ceñirse al discurso previsto) y estar sincronizada (por ejemplo: no se puede mostrar el final de un chiste o una anécdota antes de que el orador lo diga).

Un consejo: es probable que tú y tu pareja habléis el idioma del otro, pero es recomendable que no traduzcáis vosotros mismos los discursos. Son tan personales, tan divertidos, tan emotivos, que leerlos con antelación estropeará la sorpresa. Además, el tono, los chistes, las citas y las referencias culturales son muy complicados de traducir y solo un profesional garantizará que se transmita el mensaje adecuado.

Menú

Tanto si eliges un banquete tradicional o un bufé, será conveniente traducir el menú. Para ahorrar dinero en impresiones y envíos, puedes enviarlo por email en formato PDF o subirlo a la página web privada que creéis para vuestra boda. Si eliges un bufé informal donde cada uno simplemente elige lo que quiere comer, asegúrate de que el menú esté en un lugar visible (lo ideal sería en la mesa donde está la comida) en los dos idiomas. También se pueden colocar tarjetas dípticas con el nombre y los ingredientes de cada plato, indicando también si es apto para vegetarianos, veganos o celíacos, por ejemplo.

Después de la boda

Registro del matrimonio en el extranjero

Para registrar tu matrimonio en España debes hacer dos trámites: 1) solicitar la legalización del certificado con la Apostilla a la Legalisation Office y encargar su traducción al español a un traductor jurado.

© ICR-Translations.com. Todos los derechos reservados.

¿Estás organizando tu boda?

Echa un vistazo a mis servicios lingüísticos para bodas en el Reino Unido y déjame ayudarte con los aspectos lingüístico-culturales de tu día especial.

Suscríbete al boletín mensual para no perderte ningún artículo en español.

IRENE CORCHADO RESMELLA es traductora y redactora de contenido y vive en Oxford. Es traductora-intérprete jurada EN<>ES especializada en traducción jurídica, turística y de marketing. Combina sus habilidades lingüísticas con conocimientos de marketing de contenidos y una mente creativa para transmitir el mensaje correcto a tus clientes.
Bloguera en Piggy Traveller y The Curiolancer.

Share This
error: © Todos los derechos reservados

SUSCRÍBETE y recibe el boletín mensual con los últimos artículos

Privacidad

¡Listo!